Economía | 31/10/2009
  GASTAR MAS DE LO QUE SE TIENE
 

De continuar el nivel del gasto actual y esta carencia de inversiones, la Argentina se estaría encaminando hacia un cuello de botella cuya única solución sería, una vez más, un nuevo ajuste socio económico para la población. Según las estadísticas, desde hace medio siglo la Argentin6a viene gastando más de lo que produce. Sólo hubo un año en el que se revirtió este comportamiento: el 2002. Fue el único momento en el que el país produjo más de lo que gastó. Esto, en términos económicos, significa que en lugar de producir más capital, lo estamos consumiendo.

Por Enrico Udenio

Días atrás, el diario “La Nación” publicó una nota de Ricardo Esteves, uno de los analistas políticos y económicos más claros que tiene el país, en el que hace hincapié sobre el problema de la escasez de inversión y el exceso de consumo. Se trata de una cuestión que viene preocupando desde hace mucho a una gran parte de los analistas. Es que de continuar...

GASTAR MAS DE LO QUE SE TIENE
 


Días atrás, el diario “La Nación” publicó una nota de Ricardo Esteves, uno de los analistas políticos y económicos más claros que tiene el país, en el que hace hincapié sobre el problema de la escasez de inversión y el exceso de consumo. Se trata de una cuestión que viene preocupando desde hace mucho a una gran parte de los analistas. Es que de continuar el nivel del gasto actual y esta carencia de inversiones, la Argentina se estaría encaminando hacia un cuello de botella cuya única solución sería, una vez más, un nuevo ajuste socio económico para la población.


Esteves insiste en el punto de que, desde hace ya décadas, los gobiernos argentinos promueven condiciones que privilegian el consumo por sobre las inversiones. Ya en otra nota publicada por el mismo diario el 2 de julio del 2007, él decía: “(…) si se pretenden bajar artificialmente los actuales altos niveles de pobreza, fogoneando el consumo o buscando a qué sector quitarle una parte de su ingreso, violando reglas, desalentando la inversión y aumentando el gasto sin la contrapartida de una mayor producción, los logros serán ficticios y, por lo tanto, efímeros”.    


Según las estadísticas, desde hace medio siglo la Argentina viene gastando más de lo que produce. Sólo hubo un año en el que se revirtió este comportamiento: el 2002. Fue el único momento en el que el país produjo más de lo que gastó. El actual gobierno argentino rechaza este dato mostrando los superávit comercial y fiscal logrados durante los últimos años. Pero el hecho es que estos superávit se obtuvieron a costa de falsear los costos de gran parte de los servicios y materias primas. Con un sinceramiento de la economía, los números hubieran resultado negativos. En realidad, desde el 2004 hasta ahora, el país siguió gastando más de lo que producía. Esto, en términos económicos, significa que en lugar de producir más capital, lo estamos consumiendo.


Entre los argumentos que se esgrimen para explicar esta situación, algunos aducen que no es un problema de producción sino de redistribución de lo que se produce. Esto, más allá de que exista una incorrecta distribución de la riqueza, no es así.


Lo explicaré tomando como ejemplo el micromundo de una familia.


Supongamos que sus integrantes consumen más de lo que sus ingresos les permiten. Aunque uno de ellos gane mucho más que el resto y se lo obligue a dividirlo entre los demás, el ingreso y egreso global e integrado de esa familia será el mismo.


La única manera de sobrellevarlo es mediante endeudamiento a través de compras en cuotas, o a través de préstamos de bancos, usureros, amigos o familiares. Si en los siguientes meses no se incrementa su ingreso, la deuda aumentará porque ni siquiera podrán pagar los intereses. Entonces, llegará el momento en el que la familia deberá afrontar su quiebra.


 


EL ESTADO LADRÓN


Un Estado tiene varios privilegios que una familia no tiene. Puede, por ejemplo, fabricar billetes “falsos” (la emisión de dinero sin una contrapartida productiva) y con ello generar inflación; o puede aplicar políticas generalizadas que modifiquen el cuadro deficitario (promover inversiones o disminuir gastos); o puede directamente tomar a discreción lo que necesita sin que esto sea considerado un robo. Pero ¿de qué manera puede llevar a cabo esta última acción? Lo logra a través de devaluaciones monetarias; o aplicando mayores impuestos que no pueden ser trasladados al público; o por medio de expropiaciones sin otorgar a cambio el debido resarcimiento; o mediante apropiaciones indebidas de la propiedad privada.


Para una mayor comprensión de lo que significa este sistema de sustracción de lo ajeno, me referiré a uno de los más frecuentes en la historia argentina: el de las devaluaciones monetarias.


 ¿Por qué la Argentina necesitó siempre de ellas para equilibrar su economía? 


Porque como no se puede sostener eternamente un gasto mayor a lo que se produce, llega el momento “del ajuste”. Esto significa que hay que quitarle a la población más de lo que está dispuesta a dar porque, de otro modo, sobrevendrá el colapso. Es entonces, que debe recurrir a que la gente reciba menos ingresos. Como esto es muy difícil de conseguir por la resistencia social que involucraría este acto, el Estado lo logra de manera “indirecta”.


En el sistema capitalista, la moneda de una nación debe tener un cierto nivel de respaldo real a través de sus reservas de oro y divisas extranjeras. Cuando el circulante de dinero nacional excede estas reservas, se produce inflación y devaluación monetaria. Al devaluar, el Estado genera dos consecuencias:


1) Todos los ahorros en pesos pierden una parte de su valor real.


Imaginemos que hoy se produzca una devaluación del 20% de la moneda argentina llevando el cambio del dólar de 3,85 a $4,60. Una ahorrista con diez mil pesos invertidos en un plazo fijo o en bonos del Estado, que tenía u$s 2.600 de acuerdo al cambio de $ 3,85 por dólar, pasaría a tener u$s 2.170. Los u$s 426 de pérdida que sufrirá la ahorrista mudarán al bolsillo del Estado. Esta transferencia de la riqueza se debe a que el Estado maneja su economía en relación a sus reservas genuinas (aquellas que pueden ser utilizadas sólo para sostener su moneda). Las importaciones como las exportaciones, así como las deudas y las cobranzas internacionales inciden en las mismas y se efectivizan en moneda extranjera, preferentemente dólares norteamericanos. Volviendo al ejemplo citado, después de la hipotética devaluación, toda la masa de dinero argentino existente en el mercado pasará a valer un 20% menos en dólares, lo que significará que el Estado aumentará su capacidad de respaldar su moneda con sus reservas en un 20%. Todos serán más pobres menos el Estado.


2) Todos los gastos y salarios públicos sufren una pérdida real en moneda fuerte del 20%. Como el gobierno paga las prestaciones laborales y casi toda la deuda pública interna en pesos, significará un veinte por ciento menos en dólares.


 


Aunque con la devaluación, la masa monetaria existente en el mercado se equilibrará un poco con relación a los recursos del Estado para sostenerla, si no aparecen inversiones que se acerquen al 24% del PBI y se realicen modificaciones estructurales que ayuden a estabilizar por largo tiempo las reglas del juego de los mercados, en algún momento se reinicia el ciclo de consumo y gasto mayores a lo producido, y vuelven las expropiaciones de los bienes de la población a través de la inflación, la devaluación monetaria, las apropiaciones a los privados y mayores impuestos, sin que importen todas las “promesas y garantías” que se hayan dado con anterioridad. Nuestro país siempre ha sido un ejemplo en justificar la utilización de cualquier medio para lograr el fin deseado.


 


SIN INVERSIONES NO HAY CRECIMIENTO


Hoy el nivel de inversión anual del país llega al 20% de su PBI. Este es el porcentaje que se calcula como el mínimo indispensable para sostener la producción existente. Para aumentarla, necesitamos que las inversiones se acerquen al 24% del PBI, cifra que está muy lejos de las posibilidades actuales.


Los altos índices reales de pobreza y desocupación que sufre la Argentina obligan a aumentar los gastos dirigidos a la asistencia social pero, al no haber aumento de productividad y riqueza, el proceso de descapitalización de la economía continuará hasta un punto donde sólo habrá tres opciones de acción: 1) Emitir billetes; 2) Endeudarse; 3) Sacarle más dinero a la población.


En el caso de la primera opción, la inflación agravará la situación social y se expandirán los conflictos, los pedidos de aumentos de salarios y subsidios, etc.


En el caso de la segunda opción, el problema no será endeudarse. Cuando un país recibe préstamos para realizar grandes inversiones en infraestructura, generará la suficiente riqueza como para pagar los intereses de ese endeudamiento e, incluso, su capital. El problema es endeudarse para gastarlo en salarios, subsidios y gastos burocráticos, ya que no se generará siquiera la riqueza indispensable para afrontar los intereses. Por ello, la Argentina es una nación que históricamente refinancia hasta los intereses que debe pagar por sus deudas.


La tercera opción sería cobrarle más impuestos a una población que, de por sí, gasta más de lo que produce y se resiste a gastar menos. Con esta alternativa agravamos el problema ya que habrá menos dinero privado para el consumo, lo que traerá una disminución de la actividad industrial y comercial, y se ampliará la brecha entre los ingresos y egresos.


Y si, por sus nefastas consecuencias, el gobierno decide evitar un aumento de los impuestos, deberá obtener lo que necesite para solventar sus mayores gastos quitándoselo a otro o devaluando la moneda. Tomemos el ejemplo del reciente decreto (DNU) de los Kirchner instalando el “salario semi-universal” para los menores de 18 años. Esta asignación le costará al Estado diez mil millones de pesos anuales que los obtendrá de ANSES. Es decir, será la caja de los jubilados la que aportará este dinero. Más allá del problema ético que esto significa (el Gobierno no les paga a los jubilados el aumento que estableció la Corte Suprema de Justicia argumentando que no tiene posibilidades económicas para hacerlo), se le quita dinero a los jubilados para darle otro destino al previsto.


Como ninguna de estas opciones posibilita solucionar de fondo el principal problema, que es la escasez de inversiones, finalmente se recurrirá, como tantas otras veces, a un ajuste. 


Aunque los Kirchner han reiterado que ellos no harán ninguno, su discurso es fútil. Es que no importa lo que ellos quieran o no. Ningún ajuste en la historia argentina se ha realizado porque el gobernante de turno lo ha deseado ya que no se trata de una cuestión de voluntad política. Cuando se vulneran cuestiones básicas de la economía capitalista, no se puede evitar sus duras consecuencias.


 


EN BÚSQUEDA DE UN LUGAR EN EL MUNDO


Por supuesto, hay maneras de evitar los ajustes. Las conocemos. Si no queremos o no podemos bajar los gastos, hay que aumentar la producción de riqueza. A la Argentina le fue difícil recuperarse del default del año 2002. Lo consiguió gracias a que “Dios se convirtió en argentino” y nos trajo una excepcional suba de precios de nuestros principales productos de exportación. Los Kirchner vieron allí la solución de sus problemas financieros y gravaron fuertemente sus exportaciones. Finalmente se ‘pasaron de vueltas’ y asfixiaron a la principal riqueza del país.


El modelo económico de los Kirchner consistió en hacer base en el consumo y no en la inversión. Como se partió de un piso (por no decir subsuelo) extremadamente bajo (el del año 2002) las cifras de crecimiento entusiasmaron al principio, pero al seguir ausentes las inversiones, este entusiasmo se redujo, iniciándose la fuga de los capitales.


¿A qué se debió esta caída?


Principalmente, a cuatro factores:


1)                 La constante violación al derecho de propiedad, elemento clave para los que detentan la capacidad monetaria de invertir ingentes capitales en el país.


2)                 El constante cambio de las reglas del juego comercial e industrial que, si bien no ha sido un invento de este gobierno, la transgresión contractual y legal sigue plenamente vigente en el país.


3)                 La modalidad política de los Kirchner de generar odios y discordias en la población. Han promovido –incluso apañado- acciones de violencia social y un clientelismo a un punto tal, que hasta los empresarios “oficialistas” están remitiendo su dinero al exterior mientras “discursean” su apoyo al gobierno.   


4)                 La adulteración de las estadísticas y datos, indispensables para que los empresarios calculen sus inversiones.


 


En la próxima semana nos ocuparemos de analizar estos cuatro generadores de desinversión, pero hoy considero imprescindible y esencial pedir que no sigamos creando mitos de desarrollo económico creyendo que desde nuestro remoto lugar en el estatus de poder mundial, podemos crear una nueva ideología que supere los males que ocasionan las existentes.


De acuerdo a la definición de Carlos Escudé, uno de los mejores especialistas y estudiosos de las relaciones exteriores, “ser realistas será reconocer que nuestra ubicación no puede ser sino periférica”. Tendremos que regresar al estadio donde están ubicadas todas las naciones del mundo no para ocupar la platea sino los tablones de la tribuna popular, y escalar posiciones a partir de ella. Así lo hicieron Brasil y México, lo está haciendo Chile y, muy probablemente lo siga Uruguay, el país hermano al que los mismos uruguayos cariñosamente llaman “paisito”.


Hay material humano y riquezas económicas suficientes. Podemos utilizarlas o agredirlas. De cuál sea la actitud, dependerá que lo logremos con rapidez o no.


Con la decisión del gobierno en avanzar hacia una posible solución del aislamiento financiero internacional de la Argentina, y con los ambiciosos acuerdos comerciales y de infraestructura que acordaron Cristina Kirchner y la presidenta chilena Bachelet (más allá de las dificultades financieras para concretarlas), se abrió una esperanza de cambio para el país. Los meses siguientes mostrará si son genuinos o se trata de otro engaño político.


Enrico Udenio


30 de octubre de 2009

Imprimir imprimir     Enviar por mail enviar por email
 
 
 COMENTARIOS   Deja tu Comentario >   
     
  Amilkar  (hace +1 año ) Reportar Abuso
  Sr. Udenio: buenísima la página.
Sugiero tratar el tema candente, permanente, de la defraudación a millones de jubilados a los que se mantiene con una retribución MISERABLE, como se les estuviera regalando algo SOSTENIDO, POR AHORA, CON LOS APORTES DE LOS TRABAJADORES ACTIVOS.-
Y que, en todo caso, debieran cubrirse con la moderación de los gastos del estado, casi siempre mas inútiles que las caries.-

Otros temas, como lo del indec, QUE ESTÁ TRATADO Y DENUNCIADO HASTA EL HARTAZGO, SIN EL MENOR SINCERAMIENTO DE LOS RESPONSABLES.- LEÑA CON ELLOS, DON UDE.-
YO HE COLABORADO CON UD. TAMBIEN HASTA EL CANSANCIO CON MI DENUNCIA PERMANENTE contra los cipayos.- OMNIPRESENTES EN LA VIDA ARGENTINA.-
No es un triste privilegio argentino el amarillismo. Tengo una revista ASI de cuando la noticia era el asesinato de BOB KENNEDY, con loas al salvador de la democracia...y sin decir ni una letra que ese HDP del clan Kennedy tiró a la mina que tenía (en adulterio) con auto y todo, a una laguna..y la dejó ahogar... ¿para que no hable?

Y, Don Ude, si me permite una crítica constructiva: En el diseno de este recuadro para escribir... Se le puede dar mas ancho al mismo, para que resulte más fácil al que escribe? Y, por necesario, por comodidad para el usuario, algo mayor el tamaño de las letras.- En beneficio de los requeteviejos que estamos atrás suyo, utilizando, muchos, la libertad de expresión con la que Ud. nos beneficia.- En reemplazo de la que los "MEDIOS" NOS RETACEAN.-
Para cerrar el tema de el Kennedy número dos, en una vieja revista Selecciones de Reader Digest LO ESCRACHAN CON PELOS Y SEÑALES. hasta el hecho de que era un notable nadador... y no se tiró al agua a sacarla, a la víctima, MARY JO KOPECHNE, hasta que fue tarde.- Algo como la demora en el caso de Mari lún Monroe, otra víctima del clan.-


Raúl Martinez
Señor Almikar ( que bueno tiene una K en su nombre),respetuosamente:
Nada de lo que se haga a favor de los más necesitados está mal o es incorrecto.
En todo caso lo ideal hubiese sido anunciar a la Sociedad que el dinero que proveniese de la 125(NP)-(No Positiva), iba air a para a reparar la desigualdad social.Pero si se hacía aquello en aquél momento, sí se hubiese producido una gran confrontación,entre los interesados,chicana que el gobierno no usó entonces.
El dinero Ud. lo sabe mejor que yo es un bleff!!,no existe, es algo intangible,al dinero que se recauda de los aportes de los futuros jubilados hay que darle un destino inmediato, salvo el que hay que utilizar para el pago de ESTE mes, guardar el dinero serái darle un uso estrafalario, que no corresponde a Un Gobierno, los Gobiernos no tienen porqué guardar dinero y menos en éstos momentos de tanta inseguridad financiera.
Usted guarda dinero y viene un Maddoff y se los hace trizas en un santiamén; y si no pregúnteles a los Kirchner que pasó con el dinero de Santa Cruz, se esfumó,además de todo lo concerniente a ellos-su mal y dudoso manejo-, la burbuja financiera se los tragó.
Ahora si éste Gobierno o cualquiera hubiese hecho ésta reparación histórica sacando dinero de la Renta Financiera, del Impuesto al Cheque,de poner cargas impositivas a los presta-nombres,le cobrara a los diarios y revistas lo que deben de Ganancias-caso Clarin 300 millones de pesos,La gaceta de Tucumán 15 millones de pesos,La Nueva Provincia otro tanto-cobrara un impuesto al uso indiscriminado de agrotóxicos cómo en USA, Cánada, Australia,multas al daño medioambiental de las minerías y otras contaminantes, a la tierra improductiva???, que diría Ud. que es incorrecto???.Porque???.Porque todo lo que hacen los Kirchner está demonizado de entrada.
Además sabemos que el gobierno a pedido un préstamo al BID para éste subsidio,unode los pocos quese les dá a los pobres, y el Garante es el Ansses( no deja desercomplicado,pero el dinero no sale directamente del Anses).
Yo lo invito a que lea, y así cómo se acuerda de los Kennedy( Que hoy sabemos que eran peores que Johnson), recuerde las cosa buenas que los gobiernos democráticos le dieron la país sin estar siempre tratando de mirar más allá,del simple agujerito de la corrupción,que ninguno quisiéramos que exista. Pero que LAS HAY, LAS HAY.
Atte. Raúl Martínez
 ¿Reportar abuso?
 
     
RESPONDER >   
     
  Los Anteojos del Tata  (hace +1 año ) Reportar Abuso
  Ante la reiteración del forista Perrengue en mencionar textos del Sr. Hugo Pressman, y ante la posibilidad de que los demás foristas desconozcan su procedencia, la Dirección del diario se ve obligada a aclarar que la susodicha persona adhiere abiertamente a una ideología emparentada con la llamada "izquierda nacional" o "populismo revolucionario".
Sus principales referentes ideológicos, según sus propias manifestaciones, son Abelardo Ramos y Jauretche, por citar sólo dos de ellos.
Su admiración hacia la Cuba de Castro, la Venezuela de Chavez, la Bolivia de Evo Morales, la Argentina de Kirchner, así como su exacerbado odio hacia los países desarrollados, en especial por supuesto, los Estados Unidos, Inglaterra y Alemania, se explicitan en casi todas sus opiniones y escritos.
Según sus escritos, para el Sr. Hugo Pressman, el mundo está claramente dividido en dos: los buenos y los malos. Por supuesto, él se encuentra del lado de los primeros.

De todos modos, toda opinión es siempre enriquecedora.

La Dirección.

Perrengue
Lo que ustedes manifiestan al final es un tremendo exabrupto."los buenos y los malos".
Hugo Presman no es imparcial,pero es objetivo.
Ahora Ustedes a quien adhieren?.
O de pronto cuando se les acerca una lectura de alguien calificado salen a atacar al "mensajero", y no su mensaje.Además tambien les mandé recortes de publicaciones de Página 12.
A Presman le mando via mail, lo que Uds. me mandan, no si los leera,porque tiene mucha actividad,pero tiene la hidalguía y la caballerosidad de mantener un respetuoso silencio.
Ahora es extraño la rapidez con que Uds. responden y conocen y estigmatizan el curriculum de Hugo Presman, y lo ponen inmediatamente entre los " abanderados del eje del mal".
Creo que les molesta la capacidad intelectual de Hugo Presman, y su pensamiento esclarecido,claro y preciso.
Es evidente que les ha puesto el dedo donde más les molesta.
Pero aclaro las extracciones son de mi entera responsabilidad, de las que él no está enterado,debo hacerlo,y no corresponden a respuestas a éste artículo sino a sus publicaciones periódicas.Creo que a Uds. no los conoce, salvo que haya leído mis continuos y cansadores mails.
No creo que les mande sus padrinos.
No se crispa con facilidad.
Niego rotundamente que Hugo Presman tenga odios hacia nadie.
Y en cuanto a sus adhesiones, Hugo Presman, no come vidrios,ni los mastica siquiera,ni se los hace tragar a nadie.
Respetuosamente.
Raúl Martínez ( Perrengue)
Si los foristas desean conocer el pensamiento de Hugo Presman ,sin temor, pueden ir a su blog.Es una pena porque es un blog relativamente nuevo, y Presman escribe hace años.
 ¿Reportar abuso?
Alejandro Kafka
Matemos al mensajero, ¿no?
 ¿Reportar abuso?
Enrico Udenio
Estimado Raul, no es política del periódico polemizar con los foristas.
El comentario anterior (Los Anteojos del Tata) fue escrito por uno de mis colaboradores que aplicó una de las pautas que tenemos desde hace casi dos años: aclarar la procedencia ideológica de las personas a las que algun forista pueda hacer referencia, salvo que, por supuesto, se trate de alguien muy conocido.

Con respecto a la la frase de "los buenos y los malos" que se utilizó, es, probablemente, una ironía agresiva, por lo que pedimos disculpas por ello.
Lo que seguramente sucedió, es que es imposible encontrar en el Sr. Pressman una opinión o siquiera una frase, donde critique fuertemente a sus referentes ideológicos, sean estos países o personas, así como no encontramos un elogio -aunque sea mínimo- a alguno de los opuestos. Si usted, mi estimado Raúl, tiene elementos que nos hagan ver lo contrario, le ruego encarecidamente que lo haga saber. Es una norma del diario y de su gente, aprender todos los días algo nuevo.

Desde Los Anteojos del Tata, intentamos mostrar un camino lleno de las tonalidades grises. Por ello, en el pasado, hemos elogiado a Perón, Frondizi, Alfonsín, Menem, Cuba, Estados Unidos, Brasil, Japón, el capitalismo, el marxismo y el fascismo, así como los hemos criticado.

Este es el estilo de periodismo que nos atrae y apasiona.
Estamos convencidos que es ésta la mejor manera de cambiar las ideas para evitar anquilosarse en el pasado.

Espero haber aclarado un poco el mensaje anterior.
Mis saludos cordiales.

Enrico Udenio
 ¿Reportar abuso?
Raúl Martínez
Personalmente me doy por satesfecho con su explicación. Le agradezco que se haya dirigido a mi personalmente,y mostrandole a los foristas su capacidadra remedar lo que yo consideré un exabrupto y un ataque a la persona y no a las ideas de Presman.Debe asesorar a sus auxiliares al respecto de la política del blog, que a mi no me asustan por cierto.
Pero tanto Ud. cómo Presman saben perfectamente que vuestros mensajes van dirigidos a adultos capaces, libres de elección,enteramente capaces para elegir sus lecturas sin que nadie les haga acotaciones al margen.
Gracias!
 ¿Reportar abuso?
 
     
RESPONDER >   
     
  Perrengue  (hace +1 año ) Reportar Abuso
  Extraído de Página 12 textualmente...
(sobre la violencia y la criminalidad)

Stornelli criticó a las gestiones anteriores por querer "seguridad sin policías"
El ministro de Seguridad bonaerense cuestionó a la "generación de abolicionistas" que pretendían bajar los índices delictivos "sin policía, sin cárceles y casi sin jueces". Para lograr resultados hay que "estar horas con el culo en la silla, y no sanateando", agregó Stornelli.

"Conozco bien el paño, conozco bien el tema y conozco a estas personas que profesan esta fe, pero que tienen una gran responsabilidad de haber puesto a la Provincia en llamas y hoy detrás de las mamparas tiran piedras y hablan de los demás", afirmó el funcionario, apuntando a la gestión del ex gobernador, Felipe Solá, entre otros.

Stornelli defendió el accionar de la policía en el combate contra el delito, al destacar que "se puso al frente del problema, cargando problemas propios y ajenos, porque la clase política o algunos personajes tratan de lavar sus partes en la cabeza de los policías, acusándola de todos los males de la Provincia".
 
     
RESPONDER >   
     
  Los Anteojos del Tata  (hace +1 año ) Reportar Abuso
   
     
RESPONDER >   
     
  Perrengue  (hace +1 año ) Reportar Abuso
  Extraido parcialmente de:

" MASIVOS O CORPORATIVOS"
de Santiago Marino
Página 12 dia 04 de Noviembre de 2009

(VIENE)

...Si se parte de esta idea y se sostiene (como planteamos con C. Dodaro y M. G. Rodríguez en un texto reciente) que la agenda de los medios es distinta de la del Estado y la del gobierno, que es dinamizada por los tiempos específicos de los juegos políticos, se puede avanzar sobre dos ideas. La primera de ellas refiere a la necesidad de proponer un nuevo modo de definir (algunos de) los medios masivos de comunicación, por al menos tres razones: a) no son vehículos de intermediación, ya no están en medio de algo, sino en el lugar de sus propios intereses; b) no son herramientas al alcance de todos los ciudadanos en condiciones igualitarias; y c) su función central es la de formar/informar sentidos y representaciones de acontecimientos, y no la de comunicación en sentido amplio. La segunda idea es que –en términos estructurales– los medios masivos han puesto en discusión el rol del Estado en la producción de sentidos, y también de la política. En esta línea, como ejemplo, una mirada sobre la coyuntura permite plantear que hasta ahora, los gobiernos kirchneristas buscaron –con mayor o menor intensidad, según el momento y el actor enfrentado– poner en discusión la construcción de sentidos y discursos de los principales medios, con la constante apelación a las editoriales de La Nación de Néstor Kirchner o a “los títulos en letras de molde” de Cristina Fernández como ejemplos más claros.

Así, propongo concebir a los “medios masivos de comunicación” como “agentes corporativos de información”, para entender a esos actores que cuentan con capacidad económica y política para afectar (si no definir) en grado importante el escenario de discusión y acción cotidiana. Las noticias y asuntos cotidianos (los resultados de las elecciones, la pandemia de gripe A o el golpe de Estado en Honduras, por poner tres temas actuales) funcionan como estudios de caso que se aplican a esta propuesta y permiten repensar también el vínculo entre estos agentes corporativos de información, la sociedad y la vida cotidiana, un juego del que todos participamos, aunque con armas y posibilidades diferentes.(SIGUE EN EL DIARIO)
 
     
RESPONDER >   
Páginas 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  

 

Siguiente >       

 

 


Subscribirse al Newsletter:


Buscar en este diario:


Articulos Comentarios

Para efectuar un comentario, puede hacerlo ingresando a ver la nota completa, incluyendo un nombre de usuario y una dirección de mail. No existe censura previa pero el sitio se reserva el derecho de cancelarlo si lo considera ofensivo.
Algunos Diarios del Mundo
 
 
 Notas agrupadas por categorías

+ Salud (140)
+ Noticias (114)
+ Política (57)
+ Política económica (40)
+ Autoritarismos (32)
+ Economía (30)
+ Justicia (23)
+ Ideologías (22)
+ Manipulación política (15)
+ Sin categorizar (7)
+ Corrupción (6)
+ Federalismo (3)
+ Estatismo nacionalista (3)
 
 Notas más vistas

 
 Notas más comentadas

 
   Recomendados de los Anteojos del Tata




























"El mensajero del otro lado" y "Los anteojos del tata" son marca registradas.
Todos los derechos reservados 2013©. Feed RSS

Desarrollado por DinardiProject®